¿Sabes cómo ahorrar en el pago de tus impuestos? Conoce la alternativa de la planeación tributaria que te ayuda a cumplir con tus obligaciones tributarias de manera inteligente. Esta herramienta va mucho más allá de marcar en un calendario las fechas de pago de los diferentes impuestos. Para hablar del tema consultamos a Francisco Pamplona, profesor de la Escuela de Negocios LSO y abogado senior de la Federación Nacional de Cafeteros.

¿Qué es planeación tributaria?

Es la forma de utilizar herramientas legales y legítimas para reducir la carga tributaria que se tiene que asumir como empresa o persona natural. Se trata de aprovechar los beneficios que otorga el Gobierno, así como los conceptos jurídicos emitidos sobre el tema tributario, para cumplir con las obligaciones fiscales logrando al mismo tiempo ahorros para la empresa. Las medidas que se toman no fomentan la evasión ni otros delitos fiscales, sino que buscan eficiencias de acuerdo con las normas.

La planeación tributaria no debe mirarse simplemente como una forma de reducir la carga impositiva; esta debe ir más allá y alinearse con los propósitos y objetivos de la compañía y sus socios para crecer, reducir costos y lograr mayores utilidades y rendimientos.

Este instrumento permite a los directivos y dueños de una empresa o cabezas de una familia empresaria estudiar los posibles impactos de medidas tributarias para amortiguar -de ser posible- sus efectos, al tiempo que pueden programar y hacer las provisiones correspondientes para el cumplimiento de sus obligaciones fiscales teniendo un buen flujo de caja.

Paso a paso para realizar una planeación tributaria en Colombia

  1. Conocer cómo funciona el sistema de tributación del país y sus leyes fiscales, por lo menos de forma general. Así mismo, estudiar los cambios que se presenten en la ley o cuando se hacen reformas tributarias. A inicio de año es el tiempo perfecto para hacer este ejercicio, más si en ese periodo se va a implementar una reforma tributaria.

  2. Hacer un diagnóstico de la situación de la empresa: los dueños de la empresa, sus abogados, el equipo financiero y el contador deben participar en este diagnóstico. Juntos revisarán:1) cómo está la situación de la compañía (ingresos, costos, gastos, activos, pasivos, patrimonio, inversiones, etc.) y

    2) cómo está la carga tributaria, qué necesidades se tienen y cuál es la carga tributaria de los socios. Esa revisión implica ser totalmente transparentes e incluye todos los activos, ingresos y cuentas que se tienen, tanto en el país como en el exterior, incluso aquellos que se han puesto a nombre de terceros (de un hijo, de un hermano, de un amigo) y que no han sido declarados.

  3. Revisar cómo impactan las leyes fiscales las finanzas de la empresa. Identificar qué normas se pueden aprovechar a favor y qué eficiencias se pueden lograr.

  4. Diseñar el plan de acción alineado con los objetivos de la compañía. Por ejemplo, si se tienen negocios con otros países mirar si hay convenios para evitar la doble tributación. En un caso personal, evaluar si conviene constituir una sociedad con los hijos, para evitar la futura transferencia de propiedades y los impuestos de ganancia ocasional.

¿Qué beneficios tributarios se pueden aprovechar?

  • Diferentes leyes colombianas contemplan beneficios tributarios para las empresas . En la Ley de Crecimiento Económico (Ley 2010 de 2019) que entró en vigor el primero de enero de 2020 está, por ejemplo, la posibilidad de sincerar los recursos o patrimonio que se tenga en el exterior. Esta es una oportunidad de declarar esos bienes y cuentas ocultos poniéndose al día y evitando las sanciones que acarrearía al ser descubierto si no se ha declarado, gracias a esos intercambios de información entre países por los acuerdos de cooperación.

  • Para las grandes empresas hay beneficios en impuestos si se contrata a personas menores de 28 años en su primer empleo y también al contratar personas con discapacidad .

  • Las empresas de la economía naranja y las del sector agropecuario también pueden acceder a ciertos beneficios tributarios, con el cumplimiento de unos requisitos establecidos en la misma Ley de Crecimiento Económico.

  • También es clave evaluar el impacto tributario al amortizar créditos mercantiles, en la depreciación de los activos, las inversiones, así como lograr eficiencias en la remuneración de la fuerza laboral, entre otros.

Ver artículo completo en Bancolombia.com

Próximo Programa: